miércoles, 27 de julio de 2011

4ª Ruta Botánica: Jardín Botánico Viera y Clavijo (1) Paisajes y ecosistemas

Situado en Las Palmas de Gran Canaria, lo visité en 2010, pero entre mis conexiones PDAnet, tener que buscar los nombres, cambiar los archivos de nombre y reducirlos, aparte de la cantidad tan tremenda de fotos, me dio pereza hasta ahora.
Es el jardín botánico más grande de España con unas 27 hectáreas, así que os recomendaría llevar un plano de la zonificación del jardín. Lo podeis encontrar en la página del Jardín Botánico Viera y Clavijo, en el enlace “Guía del jardín”. Lo sugiero porque aunque hay algún cartel con el plano, es tan grande que se olvida uno.
Es una belleza de jardín, con un diseño espectacular en el que se intentan reproducir los ecosistemas de la isla (independientemente de la altura) con bastante éxito.
Está muy cerca del nivel del mar y aún así nos encontramos con una representación hasta de laurisilva, sin que se aprecien nebulizaciones o sistemas de riego de ese tipo.
Supongo que Sventenius estudiaría al máximo las localizaciones más frescas y húmedas. Según parece, fue cuidadosísimo en el diseño y un meticuloso científico y botánico.
Dicen en la historia del jardín que “tomaba sus decisiones tras cuidada meditación, desde el emplazamiento de las edificaciones a los trazados de paseos y cursos de corrientes de agua, hasta la personal selección de los distintos tonos de color de las canterías empleadas”.
El jardín reproduce diferentes ecosistemas, como el ya mencionado bosque termoesclerófilo, barrancos,

                                          palmerales,
                                         vegetación costera y de zonas bajas, jardín de cactus y suculentas,
                                          vegetación rupícola (de rocas),
                                          una colección de dracaenas (dragos) del mundo
Añadir leyenda
y dos representaciones de la flora de las islas: Jardín de las 7 islas y Jardín macaronésico.
El diseño permite ir deslizándose de un hábitat a otro sin apenas percibirlo a medida que se baja desde la parte más alta del Jardín. Igual que en las islas, cuando uno va descendiendo, pero aquí con un desnivel de pocos cientos de metros (creo que no pasa de los 200 m.s.n.m.), los cambios se suceden con gran rapidez.
Es espectacular el paisaje y la única forma de ver tantos endemismos en una sola jornada, que a veces nunca encuentras en plena naturaleza o simplemente no los reconoces.

Voy a poner fotos de algunos paisajes al principio para seguir introduciendo las de las plantas, porque tendré que dividirlo en varias entradas dada la cantidad de imágenes

No hay comentarios:

Publicar un comentario